NETZSCH Eco-line

Ahorre el 70% de la energía *

  • no se necesita control termostático externo
  • 30% menos de calor residual
  • Ahorra espacio
  • Menos mantenimiento
  • Mejores prestaciones

*  Usando el equipo 3 veces al día 250 días al año

No se necesita control termostático externo

La mayoría de los fabricantes deben proporcionar un control termostático a través de un ciclo de agua. Enfriar el agua requiere un alto consumo de energía y produce un calor residual que aumenta la temperatura ambiente, y posteriormente debe ser regulada por el aire acondicionado.
NETZSCH ha logrado eliminar el enfriamiento externo a la vez que mantiene una excelente estabilidad de temperatura.

¡Obtenga más información ahora!

¿Desea saber cómo funciona NETZSCH Eco-Line y qué puede hacer para su negocio?